Una sola, la peor de todas

Si de amor solo sé que me va mal,
la poesía no hubiese surgido
entre las lágrimas de un escritorio.

La poesía se hubiese ahuyentado,
la rima hubiese sido violada
por el descaro de la inocencia.

Ocurre que la esperanza
es la misma que no quiero
que sea tan diferente.

Que la quiero así de imposible
o de antipática y seductora.

La esperanza es la poesía
y ellas dos son una sola mujer.
Una que solo supo joderme la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s