Una historia de amor…

Un ciego espera vivir cuatro meses de vida más.
Una prostituta espera ganarse el día.
Él camina con su bastón-rama-de-árbol,
Ella tan solo le muestra una teta.
El ciego no se asombra, porque nada vio,
La prostituta se sintió ofendida.
Ella se ríe, jura que él es diferente.
El ciego dobló en la esquina.
La vida parecía extinguirse
Con cada tropiezo pequeño
En las aceras frías y duras.
La puta se le acerca. No sabe que es ciego.
La puta lo acosa y él era viudo.
Él pregunta, ella no contesta.
Ella lo guía al cliente, él piensa
Que va al asilo.
La mujer se desnuda, él espera
A la recepcionista.
La mujer lo besa, él se excita.
Y se agitan, gimen, lloran,
Sonríen, gimen…
Se besan con lengua.
Se toquetean las nalgas,
Tienen sexo, no, hacen el amor…

Hicieron el amor por un mes más,
Porque más no se pudo.
Y no porque la abandonó,
Sino que la muerte improvisa
Las mejores historias de amor.

Foto: Stew Dean – Flickr. Bajo licencia de Creative Commons

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s