Echándote de más

Decirte que no te extraño
es tan verdad
como repetirte
a las espaldas
que te hecho de menos.

No te desearía lo mejor,
porque aún no sabes
bien lo que quieres,
no sabemos siquiera
qué es desear de verdad.

¿Y qué decirte
si las primaveras marchitan
cada vez más rápido
en tu calendario
multicolores y llenos
de vida?

Te diría, entonces,
que pisé tu césped,
que dejo botellas
de cerveza en tu puerta…
que vomité
en tu vereda
y lloré contigo una navidad.

No te diría
lo que ahora te digo
sin las ganas de
nada decir…
o de decirlo todo
diciendo nada…
porque sabes mejor
que nadie
que nada es lo que digo
cuando quiero decirlo todo…

Cuando quiero decirte ahora
que te extraño, que te echo
de menos… que intento
echarte de más, para
no confesarte cosas
como estas.

Foto: Thomas Leuthard – Flickr. Bajo licencia de Creative Commons

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s