Miedo a lo ilógico

Siempre digo que tengo miedo a lo ilógico, precisamente aquellas cosas que ocurren cuando estás acompañado y te das cuenta de que lo que está pasando no es normal. No hablo de fantasmas ni brujería, sino de cosas más palpables.

Algo que me ocurrió hace unos días me dejó anonadado, como si los ángeles existieran y lloraran encima de mí. Mientras bebía licor con un amigo en mi casa, me di cuenta que en mi brazo izquierdo había una gota grande y coagulada de sangre. Miré mis manos y toqué mi nariz, nada, todo parecía normal esa noche lluviosa.

“Te lloró un ángel”, me dijo mi amigo. Muy confundido, más aún por haber consumido licor, comencé a asustarme. ¿Sangre? ¿A quién le cae una gota tan perfecta de sangre en la ropa, más aún cuando llueve? “Alguien está llorando por ti”, me dio a entender mi compañero de copas caídas.

Me gusta creer que todo tiene un mensaje, a pesar de que esté asustado. De hecho, esa noche, entre confesión y confesión etílica, alguien más debía estar llorando por lo que decía sin mayor cuidado y desgarro, como si no conociera la pena ajena… como si no tuviera sangre en la cara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s